Arles

Alrededores de Avignon - Arles

Anfiteatro de Arles

Arles es una hermosa localidad cargada de Historia que se encuentra a unos 40 kilómetros de Avignon. Está situada también a orillas del Ródano, aunque más cerca de su inmenso delta, que da origen a la región de la Camargue.

Admirada y casi adorada por algunos de los más famosos pintores impresionistas que se enamoraron de su luz y su paisaje, Arles guarda un impresionante patrimonio que refleja la importancia de la ciudad durante la época romana.

Qué ver y qué hacer en Arles

Son muchos los vestigios galorromanos que podrás ver como parte de la ciudad. No puedes dejar de visitar su famoso anfiteatro Les Arenes (junto con el de Nimes uno de los mejor conservados de Francia) y el teatro romano construido en la época del emperador Augusto (siglo I a. d. C.). Además, también podrás identificar fácilmente la céntrica Plaza del Foro, donde aún hoy se conservan un frontón y dos columnas de aquellas que dieran forma al foro galorromano. Bajo esta plaza, aún se conserva (y puede visitarse desde hace muy poco) el entramado de galerías subterráneas que recorrían el centro de la ciudad hace más de 2.000 años.

Las Termas de Constantino, en la orilla del río, magníficamente conservadas, y la necrópolis de Alyscamps, ya a las afueras, son otra muestra de cómo Arles fue una ciudad romana de máxima importancia.

Junto a estos impresionantes vestigios históricos, Arles ofrece otros puntos de interés. Tu visita puede comenzar en la céntrica Plaza de la República, corazón de la ciudad moderna. La plaza resulta muy curiosa porque en ella verás distintos monumentos de máximo interés pero de épocas totalmente diversas. Aquí se encuentra el Hôtel de Ville (ayuntamiento), la iglesia  medieval de Saint Trophime, la Iglesia de Santa Ana, el palacio del arzobispado, del siglo XVIII, y, todo ello, presidido por un magnífico obelisco recuperado del antiguo circo romano que también tuvo la ciudad.

Arles es además un lugar muy especial, ya que, aquí encontraron inspiración genios de la pintura como Van Gogh, Gauguin o Picasso. Algunos de los más bellos cuadros de Van Gogh (y por los que más dinero se ha llegado a pagar) reflejan los paisajes y rincones de Arles. De hecho, la oficina de turismo organiza un recorrido por la ciudad visitando los lugares que enamoraron al pintor que se cortó la oreja.  Precisamente el antiguo hospital donde fue atendido tras su autolesión es ahora el Espacio Van Gogh. El reformado edificio cuenta con un hermoso patio  y jardín y su interior es ahora un centro comercial.

Durante tu recorrido, da un agradable paseo por las plazoletas y típicas calles, entre las que hay que destacar la arteria principal de la ciudad, el boulevard des Lices, con sus tiendas, cafés y terrazas. Si vas en sábado, no te pierdas el mercado que se instala en esta calle, uno de los mejores de La Provenza.

Cómo llegar a Arles desde Avignon

Si quieres llegar a Arles por tu cuenta, tienes trenes diario que salen de la estación central de Avignon.

Foto: Wolfgang Staudt