Avignon desde la roca de les Doms

La roca de les Doms

Rocher des Doms

Este magnífico peñón que se «encara» con el Ródano es para muchos el lugar de nacimiento de la ciudad de Avignon. La roca, agreste y desprovista de vegetación, llama la atención en contraposición con el frondoso jardín y parque que la corona. Desde aquí, la vista es simplemente extraordinaria y cuando subas no podrás evitar detenerte unos minutos para contemplar el espectáculo que te rodea.

A tu espalda, la espléndida ciudad, entre cuya silueta destaca la imagen dorada de la virgen que corona la torre de la catedral, y frente a ti, el Valle del Ródano, con el imponente río y el famosos puente inacabado como una de las imágenes inolvidables de Avignon.

La roca queda frente a la localidad de Villeneuve lez Avignon, por lo que podrás divisar perfectamente el Fuerte de San Andrés y la torre de Phillipe de Bel. La vista se pierde entre los viñedos y paisajes provenzales y como magnífico telón de fondo vislumbrarás en enigmático Mont Ventoux.

Puedes alcanzar el punto más alto del peñón subiendo desde la catedral por las Escaliers de Santa Ana. El empinado paseo, sin duda, merece la pena.