Iglesia Saint Didier

Eglise Saint Didier Avignon

Interior de Saint Didier

Saint Didier es uno de los templos más antiguos de la ciudad ya que se tiene noticia de su existencia desde el siglo XI. Gracias al mecenazgo de distintos cardenales en la época en la que Avignon empezaba a considerarse una segunda Roma, la actual iglesia fue reconstruida en un tiempo record, entre los años 1356 y 1359. Está considerada como uno de los más bellos ejemplos de gótico provenzal.

Se encuentra en la tranquila plaza de Saint Didier, en pleno corazón del casco antiguo, y de su armoniosa fachada llama la atención su esbelto campanario con el famoso carillón que aún hoy sigue sonando durante las principales festividades de Avignon.

 La iglesia y también colegiata (perteneció a la orden cisterciense) es un templo sobrio de decoración austera pero en el que aún pueden verse, en la capilla norte, las hermosas pinturas murales del siglo XIV. Además, guarda entre sus muros un verdadero tesoro, el esplendido retablo Jesús cargando la cruz, obra de Francesco Laurana realizada en el siglo XV, de valor incalculable. También merece especial atención el delicado coro en madera tallada.

Saint Didier ha sabido mantener su belleza serena a lo largo de los siglos y en la actualidad es uno de los templos de mayor valor arquitectónico de la ciudad. Además, la plaza donde se ubica es uno de esos rincones con encanto (no tan abigarrado como la Place del Palais) donde es posible descubrir el Avignon más tranquilo y absolutamente medieval. A la izquierda de la iglesia descubrirás un bonito pasaje cubierto por el que pasear es un placer. Muy cerca verás también la elegante fachada del Palacio Forbin de la Barben, espléndido ejemplo de arquitectura civil del siglo XVIII.

Foto: jean-louis zimmermann