Relajarse en los jardines de los Doms

Parque de los Doms

Duck pond, Rocher des Doms

Son realmente espléndidos y se encuentran en el corazón de la ciudad, por lo que  pasar una mañana o, simplemente, hacer una pausa en tu recorrido para disfrutar de un rato de tranquilidad entre la frondosa vegetación de estos jardines es una excelente idea.

Se cree que en este punto está el origen de la propia Avignon, ya que estudios arqueológicos han demostrado presencia humana en este lugar desde la época del Neolítico.

El parque se eleva sobre la imponente roca de los Doms, a un paso de la Plaza del Palacio de los papas. Se encuentra a 30 metros sobre el nivel del río ofreciendo magníficas vistas. Es un lugar muy agradable, especialmente en verano por su fresco microclima. Tiene numerosos senderos donde perderte en absoluta tranquilidad entre árboles, plantas y hermosos lagos, algunos adornados con bellas esculturas como la conocida Venus aux Hirondelles. Si viajas con niños, los jardines de los Doms es casi parada obligatoria ya que aquí encontrarán, también, zonas de juegos, estanques con patos y cisnes que estarán encantados de recibir comida, e incluso tendrán posibilidad de dar un divertido paseo en pony.

Los jardines son, desde el siglo XIX, un parque público por lo que cuentan con todos los servicios, kioskos, terrazas, baños, etc para hacer del paseo una estupenda experiencia. No te pierdas las vistas desde la zona más alta.

Llegar al parque es muy sencillo ya que está junto a la Place du Palais. Puedes subir desde las propias murallas, a la altura del Puente de Bènezet, o ascendiendo por la escalera de Santa Ana. Otra posibilidad, muy apetecible, es coger el tren turístico que sale desde la misma Plaza del Palacio y llega hasta los jardines (a los más pequeños, les encantará).

Los jardines des Doms abren todos los días. Su horario en verano se prolonga hasta las 21:00 y los meses de invierno cierra antes, entre las 17:00 y las 18:30.

Foto: goforchris